Ayer, tomando café con @zanamex y después de tratar de ser muy objetivo ante la pregunta sobre si elegir sobre iPhone o Android (Samsung concretamente), mi fanboyismo salió a flote y no tuve más que rendirme ante mis propias conclusiones y explicar porqué seguiré consolé y porqué creo cada vez más que la última keynote valió, y con mucho, la pena. Espero sus comentarios a technovertpodcast@icloud.com