He visto de camino a la Central una frase que me dio gracia y que da para filosofar mucho: Gracias Dios por existir.