Fuimos a la costera a desayunar Marce y yo. Estuvo bien, un rato sin familia. 🙂