Relajado, disfrutando de un bello atardecer… La verdad es que me urgían como nunca las vacaciones