Qué placer es trabajar en el centro de lectura… más tranquilo que en mi casa!