En verdad que hacía mucho que no me picaba tanto con un juego. Spore es simplemente genial!